(011) 4807-1196Lunes - Viernes: 09 HS. - 18 HS.

CampusAcceso para alumnos

DiplomasDescargá tu diploma

LA POSIBILIDAD ¿EXISTE O SE CREA? 

Ene 28, 2022 Sin categoría

por Máster Coach Ing. Daniel Rosales

Esta pregunta no es común en nuestros hábitos culturales de la misma manera que expresiones como: “no tengo posibilidad”, “esto no ES posible”, “perdí la posibilidad”, “igualdad de posibilidades”

Podríamos seguir nombrando decenas de frases similares a éstas, que están incorporadas en nuestra comunicación, ya sea con nosotros mismos, con otras personas o con las circunstancias que conforman nuestro vivir. Todas ellas son consistentes con la concepción filosófica  en la cual se manifiesta un ser humano separado de una realidad externa cuyo propósito es descubrirla a través de la razón. La posibilidad surge así como algo que ES o NO ES, se TIENE o NO SE TIENE. Conceptos de existencia y tenencia que van generando la ilusión de que la POSIBILIDAD es existencia manifestada de una potencialidad preexistente. 

La definición de POSIBILIDAD que ofrece Wikipedia es: Circunstancia u ocasión de que una cosa exista, ocurra o pueda realizarse – Cosa que es posible.

Desde hace 45 años me desempeño profesionalmente en organizaciones empresariales y las cuatro expresiones señaladas al inicio podría decir que son “moneda corriente” de un lenguaje organizacional cuyo compromiso es describir, explicar o justificar lo que pasa o pasó y también un futuro al que se ve como históricamente pre determinado por lo ocurrido en el pasado. La posibilidad es ese “algo” que se aprovecha o no, que se toma o no, que se “ve o no ve”. Justamente esta última concepción de lo que la POSIBILIDAD es, abre la perspectiva que la nueva concepción filosófica, surgida desde mediados del siglo XX, el llamado “giro lingüístico”, trae como nueva y refrescante interpretación del ser humano y su capacidad de relacionarse desde una perspectiva “sistémica”.

El ser humano deja de ser considerado como un individuo (del latín individ~uus: indiviso) constituido por una esencia permanente, eterna, inmodificable. Es considerado ahora como un ser relacional que se construye a sí mismo en el fluir de un vivir, según sea el compromiso que expresa desde sus conversaciones y su gestión emocional-corporal. El ser humano construye la realidad según interprete lo que es POSIBLE o NO POSIBLE. En palabras de Humberto Maturana: “No existe una realidad independiente del observador que es quien la constituye como tal en su acción de observar”.

De aquél humano que vive en la ilusión que lo que ve, ES a éste ser humano responsable de reconocer que lo que ve es lo que ve y que es protagonista en la construcción de realidades. Que su relación consigo mismo y con las circunstancias determinará un tipo de observador que podrá producir diferentes futuros, según el compromiso que manifieste. La POSIBILIDAD surge, por tanto, como una interpretación del observador de aquello que es POSIBLE o No, excepción hecha, claro está, de la no facticidad histórica o biológica. Por más compromiso que tenga en diseñar el futuro, éste no puede alterar los hechos acaecidos o el cambio biológico.

De aquél humano que se identifica como “yo soy” a éste que será según la POSIBILIDAD que él mismo cree (de creer y de crear) y su compromiso en accionar para crear de sí mismo quien quiere ser. No es ilusión omnipotente, es alguien que transita la vida creando nuevas realidades desde nuevas identidades. El Coaching Ontológico, nueva profesión sustentada en esta nueva mirada filosófica, el Programa del Devenir, nos entrena en el desaprendizaje de viejos hábitos conductuales ya insuficientes y en el aprendizaje de nuevas formas de relacionarnos con la POSIBILIDAD, creándolas según nuestro compromiso de crear un mundo donde el co habitar con el otro sea, justamente, la materia prima de nuevas formas de convivencia social.